Malamente

Ese cristalito roto

Yo sentí como crujía

Antes de caerse al suelo

Ya sabía que se rompía (¡uh!)

Rosalia Vila Tobella

 

“Malamente”, sí, poner puertas al campo que es lo que algunos pretenden hacer con la cantante y compositora Rosalía Vila. Ella, nacida en Sant Esteve Sesrovires, en una población y una comarca que palpa, vive y mama el mestizaje cada día, un lugar en donde conviven culturas diferentes de aquí de allá y de acullá, ha impregnado su música de un flamenco que algunos dicen que no le pertenece, como si la cultura fuera patrimonio de alguien por derecho divino. Trap, soul y pop se añaden ese flamenco suyo particular del que no pretende dar lecciones de pureza.

Ella, educada en la escuela superior de música de Catalunya, es la expresión palpable de un sentir que se expresa a través de lo que más le llega y lo que le llega viene de sus propios orígenes, pero también de las vivencias propias y de la comunidad en la que ha crecido.

Que algunos gitanos la llamen arribista, algunos puristas del flamenco la traten de impostora y que a otros muchos no les guste, no quita mérito a esta mujer de veinticinco años que lleva diez pisando escenarios con mejor o peor fortuna, pero con un empeño que la ha hecho merecedora hace unos días de dos premios Grammy latinos.

“Malamente” quien no quiera entender que el arte y la cultura pueden ser signo de integración y de fusión y ser merecedores de los más altos elogios y/o premios. Rosalía lo hace y su fusión nos gusta, fusión de raíces entrecruzadas de injertos naturales.

Àfrica Lorente Castillo
Escriptora

Cada Àtom és una petita reflexió política de Club Còrtum

Si tens interès en rebre els Àtoms regularment, pots donar-te d’alta enviant-nos un correu a noticies@clubcortum.org 

Share

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *